Amigos.

Después de este fin de semana en Vitoria, donde nos hemos encontrado muchos y buenos amigos y donde, además, nos hemos conocido compañeros de todos los rincones de nuestra geografía, me viene a la cabeza la reflexión sobre la amistad y lo que ha supuesto -hasta la fecha- la vinculación a UPyD en mi vida personal.

Siento cambiar hoy el tercio de este blog, pero creo que no está de más recordar que somos personas “normales” -como mi nuevo amigo, José Canedo, candidato a la Xunta, nos recordó en ese acto de Vitoria- que hemos decidido colaborar pensando en los demás, en el interés general.

Y quizá porque nos une un deseo tan sincero y, a la vez, egoísta -hacer el bien hacia fuera nos enriquece mucho por dentro-, se han creado unos lazos de amistad entre compañeros que, a buen seguro, han llamado la atención de más de uno. De hecho, hay quien me contaba hace unos días cómo un diputado nacional de uno de esos partidos -qué más da cuál- sentía sana envidia por las relaciones personales que veía entre los compañeros de esta formación política, mientras que en la suya -mucho más grande- no había ningún compañero dispuesto a acercarle en coche al aeropuerto o a acompañarle tomando una caña mientras esperaba el embarque. No, al menos, de forma desinteresada.

Creo que esa es la clave: el desinterés propio. Todos en UPyD -al menos todos los que yo conozco, que ya van siendo unos cuantos-, compartimos ese sentimiento de equipo, de darlo todo por un proyecto que realmente tenemos interiorizado y en el que realmente confiamos, especialmente en tiempos difíciles como los que corren.

Esta reflexión me ha llevado a sacar del baúl de los recuerdos un vídeo, el que resume mi experiencia en la campaña electoral de las pasadas andaluzas junto a muchos y muy buenos amigos, y que acabó con un sabor mucho más dulce que amargo, aunque la Ley Electoral nos arrebatara la merecida representación.

Pero no pasa nada, porque aquí estamos para abrir camino a un proyecto, a una nueva manera de entender esto de la política, todos a una. Hay quien no lo entiende y quizá no lo entienda jamás, pero esa es otra historia…

Esta entrada fue publicada en Otras cosas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Amigos.

  1. natxo99 dijo:

    Reblogged this on Cambiando en Blog and commented:
    Por esto estamos en UPyD

  2. David dijo:

    Ah! Que maravilloso efecto obran primarias sin avales y con listas abiertas para no tener que acudir con puñal a la espada hacia el abrazo del compañero…

  3. Juan Carlos Lallave Castuera dijo:

    Esa misma impresión es la que yo esperaba haber experimentado en mi primera concentración del partido, por desgracia al final se suspendió el transporte, y dada la situación económica no me fué posible acudir por mis propios medios, una pena pero así son las cosas, espero en breve poder conocer gente de otras zonas y comprobar por mi mismo si realmente no soy el único que piensa que el cambio debe de ser más profundo de lo que algunos se creen y desearían.
    Un saludo de uno más.

  4. Pingback: Amigos Por D. Martín de la Herrán | Camp. Pendleton

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s