Nuestro “nuevo tiempo”

20130901-171328.jpgComienza el curso político y, según Susana Díaz (haciendo suyas las palabras de Martin Luther King hace 50 años), comienza un “nuevo tiempo” en el que quiere hacer realidad su “sueño”.

Más que un sueño, para mí que tiene una pesadilla.

Su “nuevo tiempo” comienza tras la huida cobarde de Griñán ante su previsible imputación por el caso ERE y la designación “a dedo” de Susana Díaz como candidata socialista a la Presidencia de la Junta de Andalucía en unas primarias inexistentes, y que han supuesto una burla más a sus propios afiliados y a la ciudadanía en general.

Griñán se coloca en el Senado para mantener su aforamiento (injustificado privilegio, en todo caso) pese a que hace sólo unas semanas afirmaba de forma contundente que no abandonaría la Presidencia de la Junta de Andalucía, cargo que ocupa desde que fuera nombrado (también “a dedo”) por su antecesor, y que renovó tras perder las elecciones el pasado 25 de marzo de 2012 (hace poco más de año y medio).

Una huida que nos deja a una presidenta con escasa formación (al parecer tardó diez años en sacar la carrera de derecho, curiosa coincidencia con Javier Arenas, cuando lo normal es acabarla en 4/5 años), que carece de experiencia laboral alguna (salvo su cargo orgánico en el partido), y de la que no se conoce más currículum que su militancia en el PSOE en los últimos años.

Una presidenta que permitirá, probablemente, que IU apriete las tuercas a cambio de más poder, más Consejerías y más cargos. Sus únicas y verdaderas aspiraciones. Los carroñeros al acecho que, además, tienen ahora la perfecta “excusa” para no reformar la Ley Electoral: prometieron reformarla en el segundo periodo de sesiones (que terminó el pasado mes de junio) y no lo hicieron.

Presentó UPyD su ILP de reforma de ley electoral, y se apresuraron a decir que lo estudiarían a partir de septiembre, y luego que en 2014. Como no nos lo creemos (sería un acto de fe propio de Santo Tomás), seguiremos adelante con nuestra ILP. Mañana mismo la volvemos a presentar por Registro porque, en contra de lo que dijeron Valderas y la nueva presidenta, nosotros sí creemos que es prioritario dar a los ciudadanos el poder de decidir y evitar que el voto quede ninguneado por una injusta ley que hace que un partido como PSOE tenga un Diputado andaluz por cada 30.000 votos, y otros como UPyD, con 130.000 votos, se quede sin representación parlamentaria.

Tienen miedo a perder el chiringuito.

Una presidenta que se ha criado en un PSOE que permitía el mayor escándalo de corrupción que conoce nuestra historia (los EREs fraudulentos) y miraba para otro lado mientras se dilapidaban los fondos públicos para pagar retiros fraudulentos a amigotes, se quemaba dinero público en cocaína y juergas, y se exprimía la teta de fondos cuyos destinatarios eran, precisamente, los parados.

Ha tomado el biberón en un PSOE que ha permitido que UGT pagara con cargo a fondos públicos juergas en la Feria de Sevilla (con barra libre incluida) por importe de 12.000 €, o comilonas de 1.600 mujeres por el día de la mujer, por importe de 21.700 € cargado a un fondo de ayuda para mujeres discriminadas. Una responsabilidad que también afecta a la Junta de Andalucía, que no controló el destino de los fondos que como subvenciones se han venido concediendo.

Las declaraciones y correos que se han venido conociendo en los últimos días son de los más reveladores:

Por el pago de una de las comidas: “Me dijeron [UGT] que lo facturara así, o no lo cobraba

Por fondos desviados a pagar pancartas para la huelga general contra el Gobierno de Zapatero: “Tienen que poner como concepto genérico [Publicidad] y vincular ésta a los distintos programas subvencionados por la Junta de Andalucía para la Formación Profesional de Desempleados”

A un medio de comunicación: “La factura hay que cambiarla el concepto. Que no aparezca ninguna mención al verdadero motivo del contrato, es clave para poder sortear los controles de fiscalización”.

Sobran los comentarios. Y sobran las razones para entender que el nombramiento de Susana Díaz es ilegítimo y un insulto a la ciudadanía.

Y todo ello con un gobierno de la nación ocupado por un partido que ha incumplido flagrantemente su programa y sus promesas electorales y que, como guinda, se permite destruir pruebas requeridas por un órgano judicial. A eso ha llegado el Partido Popular.

Para nosotros, sí que ha llegado un nuevo tiempo. Un nuevo tiempo marcado por el descalabro del bipartidismo gracias a la acción judicial que está destapando la realidad de la corrupción generalizada y arraigada en los partidos que creen ser la solución. Cuando lo cierto es que son el problema.

Un nuevo tiempo en que la ciudadanía está harta de los abusos y es consciente de que la solución al problema ha de partir de ella, a través de los movimientos sociales y los partidos políticos que, como UPyD, defienden la legalidad y actúan contra la injusticia.

Un nuevo tiempo en el que hemos aprendido que la solución no nos vendrá dada, de nada sirve esperar sentado a que se arreglen las cosas, sino que es necesario tomar una posición activa en aras a resolver los problemas. Se acabó esperar, ha llegado la hora de actuar.

Y así lo vamos a seguir haciendo desde UPyD, porque confiamos en la Justicia, respetamos a los ciudadanos y les pedimos que participen, aporten, voten y decidan. Y para ello es indispensable que actuemos con responsabilidad, impulsando una ley electoral justa y proporcional y denunciando las aberraciones de quienes se han creído dueños del “cortijo”.

Ha llegado un nuevo tiempo en el que nosotros, los ciudadanos, vamos a ser los protagonistas y vamos a marcar las líneas de actuación, defendiendo una verdadera ley de transparencia y apostando por un control real de las instituciones.

Por eso exigimos al gobierno andaluz la inmediata convocatoria de elecciones anticipadas en Andalucía que permita a la ciudadanía decidir quién debe gobernar y quién debe componer el Parlamento andaluz y evitar así la parálisis institucional que se nos avecina, por un Gobierno débil, condicionado, impreciso, perdido y con muchos esqueletos en el armario.

Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Nuestro “nuevo tiempo”

  1. Pedro A. Belló Alenda dijo:

    La ILP se queda corta.
    1.- Listas abiertas.
    2.- sin % mínimo de votos.
    3.- Escaños vacíos por % abstención + votos en blanco + votos nulos.

    Repartirse todos los escaños entre los que han votado candidaturas es usurpación de puestos de ciudadanos que no quieren participar en un juego amañado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s