Cantos de sirena.

sirena 1881En estos últimos días del año no puedo evitar hacer una valoración de la situación política de Andalucía y de la actuación del gobierno andaluz: Vamos a peor.

Comenzó 2013 con los cantos de sirena de Griñán (parecidos, curiosamente, a los de Susana Díaz en sus primeros días de presidencia) en torno al Pacto por Andalucía, ese engendro con forma de promesa electoral en plena legislatura del que mucho se dijo entonces y poco, muy poco, se sabe hoy.

Más allá de la torpeza -permítanme quedarme ahí- de excluir a la cuarta fuerza política andaluza y primera fuerza extraparlamentaria -UPyD-, el “Pacto por Andalucía” pretendió ser el instrumento del PSOE para canalizar ese discurso demagógico de falsas promesas e irrealizables medidas, y quedó en un mero intento de aparentar que se hacía algo. No coló.

Entiendan que no es tan fácil ser a la vez pirómano y bombero, y lo que pretendió el PSOE con el Pacto por Andalucía no era fácil compaginarlo con la instrucción judicial del mayor caso de corrupción en España: el caso ERE. Así ha acabado fuera de escena el dimitido Griñán.

Un caso en el que la Junta de Andalucía también ha pecado de ese trastorno bipolar tan característico de quien pretende ser a la vez acusación y defensa, o de quien está tan condicionado por sus propias actuaciones, que no puede articular -ni mucho menos ejecutar- un discurso coherente contra la corrupción. Y menos aún cuando se da prisa en enviar a Griñán al Senado, a protegerse bajo el paraguas de ese repugnante privilegio que supone el aforamiento y cuya supresión pide UPyD.

Y también este año nos ha quedado claro que esa corrupción en Andalucía está generalizada, implicando no sólo al PSOE y a la Junta de Andalucía, sino también a los sindicatos, a la patronal (la CEA), a las diputaciones… Allí donde se manejan fondos públicos parece que se han esfumado el control y la transparencia y ahora abundan las dimisiones.

Transparencia. Una palabra que, a pesar de ocupar gran parte del vocabulario de nuestra presidenta, parece que queda en eso, palabrería. Sencillamente porque a nuestro gobierno andaluz no le interesa esa transparencia; no le interesa que el ciudadano conozca de primera mano en qué se gastan los fondos públicos, ni a quién se contrata a dedo, dónde, por cuánto y porqué; ni quieren que sepamos para qué han servido los ingentes fondos destinados a planes de empleo mientras el desempleo no para de crecer; ni quieren que la ciudadanía pueda conocer los “acuerdos” secretos a tres bandas PP-PSOE-IU para subir determinados sueldos o dietas de algunos diputados andaluces…

Un gobierno bipartito cobarde, más dedicado a hacer oposición a Rajoy y a Rubalcaba que a gobernar Andalucía; plagado de medidas populistas y que ha demostrado su total incapacidad para abordar los principales problemas de la sociedad andaluza: el desempleo y la corrupción. Y ello a pesar de haber destinado cantidades ingentes a planes de empleo cuyos resultados no se han dado a conocer (ya podemos imaginar porqué) y de haber tenido la oportunidad de abordar una verdadera ley de transparencia y contra la corrupción (UPyD presentó una batería de medidas y un plan contra la corrupción, ambos ignorados por el gobierno andaluz).

Pero no, lo que es prioridad para los ciudadanos, no es prioridad para quienes se creen en posesión de la verdad “única”.

Prioridad como la reforma de la ley electoral, medida que apoya un 82% de la ciudadanía y a la que se comprometió nuestro gobierno mentiroso y cobarde en su “acuerdo” PSOE-IU, y que vino inspirada por una propuesta recogida en el programa electoral de IU –firmado ante notario bajo el nombre de “contrato con el pueblo andaluz”, a bombo y platillo-. Pese a todo ello, las excusas del gobierno andaluz para abordar esta necesaria reforma se han sucedido a lo largo de esta legislatura (primero que si no es una “prioridad”; luego que si en septiembre; más tarde que si en 2014…).

El establishment es poderoso y su prioridad es mantenerse a toda costa, otro hecho que ha quedado claro en este 2013 tras el insultante acuerdo para mantener politizado el Poder Judicial (con la connivencia de PP, PSOE, IU, CIU y PNV). Parece que en esto sí están todos de acuerdo con Gallardón.

Y esa es precisamente la razón de nuestra existencia. La ciudadanía sabe que tiene un aliado en UPyD, porque no respondemos a intereses oscuros de nadie, ni nos etiquetamos, ni nos acomplejamos. Defendemos aquello en lo que creemos y somos consecuentes. Nuestras propuestas y programas sí son contratos con los ciudadanos, y las cumplimos. Por ello somos el único partido político personado en la causa contra UGT; el único partido que ha denunciado los desmanes del consejo de administración de Caja Granada; el único partido que se atrevió con Bankia o las preferentes… El único partido capaz de lanzar una iniciativa legislativa popular para reformar la ley electoral en Andalucía.

Somos y seguiremos siendo fieles a nuestras propuestas y a nuestros programas, aunque aún a muchos les extrañe.

Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Cantos de sirena.

  1. manospal dijo:

    Permítame que le sugiera que aprendamos de los errores ajenos y es que observo en su discurso algunas lagunas que pueden sonar también a canto de sirena. Upyd no debe criticar a otra formación ni arrogarse el favor de la ciudadanía hasta que las urnas respalden esta afirmación, hay un tiempo para cada cosa y todo se puede andar pero debe recorrer su propio camino que es largo y tedioso de trabajo duro y poco visible. Transparencia es el mi sueño también pero no se debe martirizar a los ciudadanos por haber elegido mal, bastante tenemos con lo que tenemos. Mostrarse como alternativa seria es lo que espero de su partido, lo que hacen mal los demás a poco que se esté al día de las noticias lo conocemos todos. Lo que haría el suyo me interesaría más, por eso lo sigo.

    • Comprendo y agradezco su reflexión, pero un análisis del año político requiere que analicemos lo que ha hecho -o más bien, no ha hecho- el gobierno andaluz.
      Ello conjugado con nuestras propuestas (ILP, plan de reordenación municipal, propuestas al pacto por Andalucía, plan contra la corrupción, denuncia a UGT) hacen de ésta una alternativa seria -probablemente la más seria- al actual enjuague de partidos.
      Un saludo

      • manospal dijo:

        Gracias por agüantar mis críticas que aunque duras siempre son bienintencionadas. He visto otras mucho peores por ahí que no se merecen atención alguna pues no aportan nada positivo que intente corregir lo criticado sino solo poner en valor la propia forma de ver las cosas y algunas ni eso se hacen solo por enmierdar, a fuerza de criticar se me escapa en ocasiones alguna de más. Hay muchos motivos en la actualidad para enfadarse y pocos que aporten la necesidad necesaria para ponerse a arreglar los problemas que tenemos. Hablar sobre ellos es el primer paso para enfrentarlos pero no se puede saltar ese paso que es el error fundamental que yo veo en los otros. Los palmeros están bien para el coro rociero pero para la política te hacen un flaco favor. No les haga mucho caso. A mí tampoco, siga trabajando.

  2. manospal dijo:

    Quise decir tranquilidad, por supuesto, Feliz año

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s