Balance de un año de Susanismo en Andalucía

Me pedía hace un par de días un periodista que hiciese una “valoración” de este primer año de Susana Díaz al frente del gobierno andaluz, contestando a una pregunta:
-¿qué considera “lo mejor y lo peor” que ha hecho Susana Díaz en este período?
– Difícil pregunta,- le contesté. Empezaremos por lo peor…

Susana Díaz no empezó con buen pie. En pleno siglo XXI no es de recibo que la Presidencia de un gobierno como el andaluz se asigne “a dedo” por quien fue elegido en las urnas. Si no asumes el compromiso de una legislatura, no te presentes a unas elecciones; fue un desprecio de Griñán a los andaluces, motivado posiblemente por si situación procesal -hoy mismo, tan de actualidad- a raiz de su imputación en el caso de los ERE fraudulentos.

Y aún empezando con mal pie, Susana Díaz sólo ha sabido demostrar que es más de lo mismo: muchas promesas y mucha charlatanería para acabar incumpliendo, uno a uno, los compromisos adquiridos con los ciudadanos. Un vicio al que quizá estemos tristemente acostumbrados, y que explica la irrupción de fenómenos populistas y transgresores en la escena política.

Susana Díaz siempre ha presumido de ser “implacable contra la corrupción” y, sin embargo, no sólo no ha facilitado las actuaciones judiciales, sino que ni siquiera ha ordenado el cese de sus cargos implicados o salpicados por el caso ERE, el caso UGT, el caso de los fondos de formación… Hasta tal punto que, tras admitir ella misma que “han fallado los controles de los fondos de formación”, no ha sido capaz de asumir responsabilidad alguna y, por supuesto, no ha ordenado cese alguno. Aquí no ha pasado nada.

También Luciano Alonso se descolgó admitiendo que “el 70% de los fondos de formación no están justificados”. Ahí queda eso, pero todo el mundo en su asiento y a cargo de las mismas responsabilidades. En política, no basta con decir la verdad -que ya es mucho-, sino que hay que actuar y asumir las consecuencias.

Otra promesa recurrente de Susana Díaz ha sido la de acabar con el desempleo en Andalucía. A la vista de los datos, está claro que ni lo ha conseguido ni tiene pinta de que lo vaya a conseguir. Andalucía sigue a la cola de Europa, liderando las tasas de desempleo y soportando la nada despreciable cifra de 1.018.432 personas en paro. Lo verdaderamente reprochable es que las medidas puestas en marcha no han servido para nada y, además, ni siquiera se han auditado al objeto de analizar resultados, identificar los problemas y reorientar los nuevos planes. Todo “bajo secreto”, como siempre.

Tampoco ha cumplido el pacto del gobierno que ella misma lidera. De las 28 leyes recogidas en el acuerdo suscrito entre PSOE e IU, tan sólo se ha llevado adelante una, la ley de transparencia que entrará en vigor “en diferido” a mediados de 2015. Lo que nunca nos dijo Susana Díaz es que el gobierno impuso como fecha límite la de enero de 2016, por lo que, como verán, tampoco tiene tanto mérito. En el fondo, no tenía más remedio.

Los recortes en sanidad y educación también han sido una constante de este gobierno andaluz, a pesar de los continuos mensajes de que Andalucía no aplica recortes, la realidad es bien distinta: Andalucía encabeza los recortes en sanidad y educación, junto con Cataluña, en 2014.

– ¿Y lo mejor de Susana Díaz?

Ya desde un principio, prometió “abrir las ventanas del Parlamento” para escuchar a los ciudadanos y atenderlos. Pues debe ser que no oye bien o que tenía frio, porque esta formación le ha pedido por activa y por pasiva que tenga a bien recibirnos, para exponerle nuestras propuestas de empleo, nuestro plan contra la corrupción y por la transparencia, nuestro plan de reordenación municipalY la callada por respuesta.

Tampoco va a ser esto lo mejor.

Lo mejor, quizá, es lo que ha hecho para sí misma. En escasos meses –y con la ayuda de dos millones de euros de una partida presupuestaria para su “presencia institucional en los medios”– ha pasado del anonimato al estrellato mediático, paseándose por el país y forjándose un sitio dentro de su aparato de partido que le ha permitido designar al próximo candidato socialista a las generales.

Lo mejor para ella, claro.

Entretanto, desde UPyD seguiremos apretándoles las tuercas exigiendo transparencia y combatiendo la corrupción en los Tribunales. Seguiremos trabajando por acabar con la administración paralela que soporta el “chiringuito andaluz”, con las duplicidades, con el derroche… Porque seguimos convencidos de que otra forma de hacer política es posible.

IMG_0240-0.JPG

Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Balance de un año de Susanismo en Andalucía

  1. Manuel Gonzalez dijo:

    Todo bien claro y llamando las cosas por su nombre.
    Un saludo y adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s