#loquenosune

1.    PARA PROPICIAR DESDE ANDALUCÍA CAMBIOS FUNDAMENTALES EN EL GOBIERNO DE LA NACIÓN.
Nos hemos acostumbrado a que las comunidades autónomas sometan al gobierno central a continuas presiones que hacen inviable al Estado. UPyD se propone liderar desde Andalucía un cambio en esta dinámica en el convencimiento de que defender los intereses de los andaluces no pasa por exigir deudas históricas y más competencias, sino racionalizar la Administración. Eso pasa por condicionar desde Andalucía a los partidos viejos para que procedan a la reforma de la ley electoral y la recuperación por parte del Estado de las competencias en servicios públicos fundamentales como la Educación,  la Sanidad y la Justicia.

2.    PARA HACER DESPEGAR DEFINITIVAMENTE A LA ECONOMÍA ANDALUZA Y EL EMPLEO.
UPyD considera esta crisis una oportunidad histórica para reinventarnos y erradicar definitivamente los vicios históricos que han hecho que una de las regiones más privilegiadas de Europa siga estando en el fondo del pozo del desempleo y el inmovilismo económico. UPyD propone una batería de medidas concretas para lograr no sólo un cambio del modelo productivo, sino un profundo cambio cultural y social que permita recuperar la autoestima ciudadana y devuelva a los andaluces la fe en sus propias posibilidades. Es imprescindible superar una sociedad demasiado acostumbrada a las subvenciones, a que la historia la protagonicen otros y a que nuestros emprendedores tengan que marchar en busca de ambientes más propicios para desarrollar su potencial.

3.    PARA DEVOLVER A LA AGRICULTURA Y EL TURISMO EL PAPEL DE MOTORES DE NUESTRA ECONOMÍA QUE NUNCA DEBIERON PERDER.
UPyD prestará la máxima atención a la agricultura y el turismo por considerarlos sectores estratégicos sin los cuales no podremos avanzar. UPyD propone una serie de medidas destinadas a fortalecerlos y facilitar su desarrollo, entendiendo que ambos están en las raíces de lo que somos, pero que las nefastas políticas ejercidas hasta la fecha no han posibilitado llevarlos a su máximo potencial económico y social.

4.    PARA QUE LA INVESTIGACIÓN, EL DESARROLLO Y LA INNOVACIÓN PERMITAN HACER CRECER UNA INDUSTRIA ANDALUZA DIFERENCIADORA
UPyD pondrá los medios reales y de forma sostenida para mejorar el tejido industrial andaluz. Sectores como el aeroespacial, el agroalimentario, el de las tecnologías de la información, el de la cultura, el ocio, el medioambiental o el de las energías renovables necesitan un impulso, que no ha de ser entendido como las acostumbradas subvenciones a fondo perdido que desincentivan la creatividad, sino mediante renovadas fórmulas de financiación y apoyo real. Dignificar la imagen del empresario es una necesidad de primer orden.

5.    PARA QUE LA JUNTA DE ANDALUCÍA  ESTÉ AL SERVICIO DE LOS CIUDADANOS Y NO DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS.
UPyD propone una reestructuración profunda de la Administración andaluza, impulsando los auténticos recortes que los partidos viejos no se atreven a acometer: recortes como la eliminación de organismos superfluos como las diputaciones o la fusión de ayuntamientos, recortes en cargos públicos de carácter político, en agencias, empresas y fundaciones públicas innecesarias  y en todas aquellas estructuras que no sirven para ofrecer un mejor servicio a los ciudadanos, sino para crear redes clientelares y un mastodóntico sector público que lastra nuestra economía y hace menos competitivas a nuestras empresas y autónomos.

6.    PARA DEVOLVER A LOS FUNCIONARIOS SU PAPEL Y A LA VEZ PROPICIAR LAS REFORMAS QUE PERMITAN GARANTIZAR SU INDEPENDENCIA, SU PRODUCTIVIDAD Y SU EFICACIA.
UPyD derogará la Ley 1/2011 de Reordenación del Sector Público de Andalucía, desarrollará el Estatuto Básico del Empleado Público y dotará de independencia a cuerpos menoscabados por el poder político como los arquitectos municipales, los secretarios e interventores municipales, los inspectores urbanísticos o los vigilantes de medio ambiente entre otros. Eliminaremos también la policía autonómica, equiparando las condiciones de las policías locales a las de la Guardia Civil y la Policía Nacional, mejorándolas en conjunto.

7.    PARA CONSEGUIR UNA ABSOLUTA TRANSPARENCIA DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS.
UPyD abordará un plan decidido, valiente y profundo que permita situar a la Administración andaluza en los máximos estándares europeos de transparencia, como única forma de erradicar la corrupción política y la actual falta de seguridad jurídica que perjudica nuestra economía y sus posibilidades de desarrollo. Para ello se impulsará la Ley de Información Pública de Andalucía y se reformará el régimen de funcionamiento de la Cámara de Cuentas, entre otras medidas que ni PP ni PSOE estarán nunca dispuestos a asumir por sí mismos.

8.    PARA PROPICIAR PROFUNDOS CAMBIOS EN EL MODELO EDUCATIVO.
UPyD considera la educación como la política más importante, pues es la que garantiza la igualdad de oportunidades de los ciudadanos y el progreso de la sociedad. El actual modelo educativo ha fracasado rotundamente condenando a una generación que ve menoscabada sus oportunidades de desarrollo personal en un mundo globalizado. Esta situación debe ser revertida con sentido de Estado y amplitud de miras, eliminando el debate partidista y tomando las medidas necesarias para mejorar su calidad y rendimiento, devolviendo al docente el papel protagonista y abandonando discursos y postulados vacuos y manifiestamente inútiles.

9.    PARA GARANTIZAR LA CALIDAD DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS FUNDAMENTALES COMO LA SANIDAD Y OTROS SERVICIOS SOCIALES.
UPyD no renuncia al Estado del Bienestar porque considera que la crisis actual no ha puesto en entredicho su viabilidad, sino la forma en que éste se ha gestionado. Cortar el despilfarro, la ineficiencia y las prácticas abusivas es la única forma de garantizar las prestaciones, su calidad y universalidad, ofreciendo oportunidades a los más desfavorecidos de nuestra sociedad.

10.    PARA QUE LA ORDENACIÓN DEL TERRITORIO, EL URBANISMO Y LAS INFRAESTRUCTURAS PERMITAN LA COHESIÓN TERRITORIAL Y SOCIAL SIN PONER EN PELIGRO EL PATRIMONIO MEDIOAMBIENTAL ANDALUZ.
Para UPyD es un objetivo prioritario atajar las carencias seculares de Andalucía oriental en materia de infraestructuras, y hacer del urbanismo una herramienta de gestión y racionalización del crecimiento, no una política económica, porque entendemos que la receta que impulsa el PP y tolera el PSOE no es más que pan para hoy y hambre para mañana, como ya se ha puesto dramáticamente de manifiesto en estos últimos años. El litoral andaluz, nuestro paisaje rural y espacios naturales no pueden ser sacrificados irreversiblemente en nombre de un desarrollo cortoplacista y desesperado.